Our Services

Inmigración LGBT

La oficina legal de Robert L. Lewis aplaude las decisiones recientes de la Corte Suprema que denegó la Ley de Defensa del Matrimonio y restauró la igualdad de matrimonio en California. El Departamento de Seguridad Nacional “DHS” y el Departamento de Estado anunciaron rápidamente que tratarán a cónyuges del mismo sexo de igual forma que cónyuges de distintos sexos al decidir las solicitudes de beneficios de inmigración. Pocos días después de las decisiones de la Corte Suprema, DHS aprobó el estatus de una tarjeta de residencia para la primera pareja del mismo sexo.

Antes de la decisión de Estados Unidos v. Windsor, la ley de inmigración de Estados Unidos discriminaba contra parejas de ciudadanos y residentes permanentes estadounidenses del mismo sexo. El matrimonio con un ciudadano de los EE.UU. a menudo proporciona una vía para obtener estatus de residencia permanente, pero debido a que la ley federal “Ley de Defensa del Matrimonio” definía el matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer, los cónyuges del mismo sexo de los ciudadanos estadounidenses no podían beneficiarse. La decisión de la Corte Suprema determinó la inconstitucionalidad de la ley ya que su único propósito era el deseo claro para dañar a un grupo de personas a quienes los estados habían determinado meritorios de la protección que el matrimonio ofrece.

Los inmigrantes todavía tendrán que calificar ante las reglas complejas y a veces injustas que caracterizan a nuestro sistema de inmigración. Por ejemplo, los inmigrantes que están casados con ciudadanos estadounidenses pero quienes han entrado sin visa puede que tengan que salir del país para obtener una visa de inmigrante y luego regresar como titular de una tarjeta de residencia legal permanente. Sin embargo, como señala nuestro artículo sobre el asilo, la orientación sexual e identidad de género pueden ser la base de una solicitud de asilo exitosa dependiendo de las circunstancias de un inmigrante – un beneficio disponible incluso si el inmigrante llegó ilegalmente.

La oficina legal de Robert L. Lewis se enorgullece de ser un defensor de la comunidad LGBT. Para aprender más acerca de cómo los cambios en la ley afectan a su familia, hable con uno de nuestros abogados hoy.