Our Services

Liberación de la Custodia de DHS

Los inmigrantes quienes han sido detenidos por Inmigración y Control de Aduanas a menudo pueden obtener una liberación de la custodia. Nuestra oficina tiene amplia experiencia representando a los detenidos en las determinaciones de custodia ante ICE y en audiencias de custodia ante Tribunal de Inmigración, lo cual les permite regresar a sus seres queridos mientras nuestros abogados lo defienden en contra de su deportación.

Cuando un inmigrante es detenido por Inmigración y Control de Aduanas (“ICE”), puede sentir que ha llegado al final del camino. Pero, la detención por ICE es sólo el comienzo de un largo proceso en el cual el inmigrante podrá ejercer ciertos derechos y privilegios, que incluyen el derecho de aplicarpara un estatus de inmigración antes que se le deporte y la posibilidad de ser puesto en libertad.

Cuando un inmigrante es detenido por ICE, será transportado a la oficina local de Detención y Deportación de Operaciones para una entrevista. Los oficiales investigarán sus antecedentes, que incluyen antecedentes penales o problemas previos con las autoridades de inmigración. Si se determina que el inmigrante se encuentra en los Estados Unidos en quebrantamiento de ley, el oficial pedirá que el inmigrante salga voluntariamente de los Estados Unidos. Como alternativa, el inmigrante puede solicitar una audiencia ante un juez de inmigración para determinar si el puede permanecer en los Estados Unidos.

Suponiendo que el inmigrante no tiene una orden de deportación previa y el inmigrante solicita una audiencia, el oficial preparará y otorgará una “Notificación para Comparecer (Notice to Appear, en inglés), la cual explica el por qué ICE cree que el inmigrante puede ser removido del país (por ejemplo, por haber entrado sin permiso) y le informa la hora de su audiencia.

A continuación, el oficial hará una “determinación de custodia”. El oficial puede decidir que el inmigrante permanecerá detenido durante el procedimiento de deportación, puede que libere al inmigrante con la promesa de ir al tribunal (“pbajo palabra de honor”) o puede fijar la cantidad de una fianza para garantizar que el inmigrante asistirá al tribunal. Más recientemente, los agentes han utilizado el monitoreo electrónico con el cual el inmigrante lleva una pulsera de tobillo de localización por GPS y se reporta con regularidad, pero no paga fianza.

A menudo, la decisión inicial de custodia no es favorable para el inmigrante. En esos casos, el inmigrante tiene derecho a solicitar una “audiencia de re-determinación de custodia” ante un Juez de Inmigración. Durante la audiencia, un juez neutral considerará la petición del inmigrante para su liberación. Puede que el juez escuche a los testigos y testimonio del propio inmigrante para considerar el caso.

Al considerar una petición para ser puesto en libertad, ICE y el juez de inmigración determinarán si el inmigrante es un riesgo de fuga y si será un peligro para la comunidad. Una historia de violencia contra personas y propiedad es un factor que sugiere que el inmigrante es un peligro para la comunidad. La elegibilidad para beneficios de inmigración es a menudo un factor clave que sugiere que el inmigrante no huirá de las autoridades. Cuando cualquier factor negativo esté presente, el inmigrante debe presentar cualquier otra prueba favorable para contrarrestar el factor.

Las fianzas que se le pagadan al gobierno no es lo mismo que las multas. Una fianza es dinero depositado con el gobierno para garantizar una promesa. En este caso, el inmigrante se compromete a ir a todas las audiencias judiciales. Cuando a un inmigrante se le otorga estatus legal o sale de los Estados Unidos, el dinero de la fianza se le devuelve a la persona que lo depositó (el “deudor”). Si el dinero es un problema, muchas familias recurren a agencias de fianzas para la financiación de fianzas. Por lo general, la agencia de fianzas cobra una cuota entre el 10% y el 15% de la fianza al prestar el dinero de la fianza. Algún tipo de garantía es necesario (es decir, el título de la propiedad de una casa o en algunos casos tarjetas de crédito). Cuando se cumple la fianza, el gobierno le devuelve el dinero a la agencia de fianzas. La agencia de fianzas retiene el 10% o el 15% pagado por la familia como una cuota por sus servicios.

Pocas cosas son tan estresantes como ser detenido y separado de un ser querido. La oficina legal de Robert L. Lewis tiene años de experiencia representando a inmigrantes en las solicitudes para ser puestos en libertad. Nuestros abogados responden inmediatamente a las necesidades de nuestros clientes para minimizar el tiempo que deben pasar detenidos y para maximizar las posibilidades que sean liberados en condiciones favorables. Además de representar a inmigrantes detenidos en el norte de California, a menudo representamos a inmigrantes quienes viven en el norte de California y quienes son trasladados a centros de detención en Arizona a través de nuestra estrecha colaboración con abogados del área. Si su familiar está detenido por ICE, lo mejor que puede hacer es decirle a él o ella que solicite una audiencia y que consulte con un abogado con experiencia en leyes de inmigración inmediatamente.